Elaboración Conjunta: Munich Helles Atmosférico vs Munich Helles Isobárico

EL sábado 24 de julio del 2021 nos juntamos 7 socios para una actividad que se basaba en una elaboración conjunta de una misma receta de Munich Helles pero en dos equipos distintos y con dos fermentaciones que, a distintas temperaturas y con procesos distintos pueden dar el mismo perfil, es decir una fermentación en atmosférico con unas temperaturas específicas, y otra fermentación en isobárico con temperaturas más altas.

La razón de esto es que las fermentaciones bajo una presión moderada, supuestamente, hacen que la levadura no genere productos que no deseamos en una Helles, en este caso con levadura Saflager w-34/70, como pueden ser los esteres. Debido a esto, se puede aumentar la temperatura de fermentación para que fermente más rápido generando el mismo perfil que si se fermentara de manera atmosférica con menos temperatura y, por lo tanto, de manera más lenta.

Más adelante os describimos a qué temperaturas van a fermentar en los dos casos descritos.

Los equipos utilizados para esta elaboración fueron:

  • Equipo compacto My Brewery de 30 litros y fermentador atmosférico (convencional).
  • Equipo compacto Grainfather de 70 litros y dos fermentadores, uno atmosférico (Grainfather) y uno isobárico (barril de inox. con sistema de presurizado).

Y las recetas usadas para cada equipos fueron las siguientes:

EQUIPO GRAINFATHER

EQUIPO MY BREWERY

La elaboración transcurrió sin incidencias importantes y fue muy amena y divertida. Mientras preparábamos el agua con sus sales, la calentamos, metimos las maltas y se iniciaba el macerado, los asistentes pudimos probar una Ipa que dos de los socios acababan de elaborar en fábrica profesional, ¡nada más y nada menos que casi 900 litros!. Una cerveza seca, amarguita, con muy buen aroma proporcionado por el lúpulo Galaxy; muy fácil de beber, sabrosa y refrescante, un gran inicio del día.

Mientras avanzaba la elaboración, y procurábamos hacer el proceso de elaboración lo más similar posible en los dos equipos, con un macerado simple a 66 grados, y un hervido que prolongamos hasta los 80 o 90 minutos ya que dicho hervido (debido a estar al aire libre) no fue todo lo vigoroso que nos hubiera gustado, probábamos varias cervezas Lager clásicas como la Ayinger Frühlingsbier, Einsiedler Hell, Augustiner Lagerbier Hell o la Krusovice Hell.

A media mañana pudimos almorzar unos ricos bocadillos de panceta y chistorra a las brasas mientras dimos cuenta de un barril de 5 litros de La Quince Hop Fiction.

La elaboración acabó con 50 litros en el equipo Grainfather con 1046 de Densidad Inicial y 24 litros en el equipo My Brewery con también 1046 de densidad Inicial.

De los 50 litros del equipo Grainfather, la mitad fueron al fermentador propio de Grainfather y la otra mitad a un barril de acero inoxidable (los típicos de las cervezas industriales que hay en cualquier bar, pero con un sistema de presurizado para así fermentar en isobárico), y del equipo My Brewery, los 24 litros fueron a un fermentador convencional para fermentar también en atmosférico.

La manera en que se llevará a cabo las fermentaciones serán:

Fermentadores atmosféricos:

  • 7 días a 9º
  • 4 días a 14º
  • 2 días a 18º
  • 2 días a 6º

Fermentador isobárico (con una presión de 12 psi):

  • 7 días a 14º
  • 4 días a 19º
  • 2 días a 23º
  • 2 días a 6º

El resto del día lo disfrutamos con una maravillosa comida de costillares a la brasa, hechos a baja temperatura durante 36 horas y acabados a la brasa que fueron una auténtica maravilla y unos cuantos kilos de alitas de pollo en tres marinadas distintas, también hechas a baja temperatura un par de horas y acabadas a la brasa, mientras bebíamos otro barril de 5 litros de La Quince Hop Fiction.

Unos helados de postre y finiquitamos la tarde con una cata de cervezas de todo tipo, la mayoría cervezas potentes y con bastante envejecimiento, como fueron varias Imperial Stout elaboradas por los asistentes con varios años de guarda y algunas cervezas comerciales interesantes como Scotch Silly Barrel Aged Chardonnay y Scoth Silly Barrel Aged Pinot Noir, entre otras.

Ahora tocará esperar a que la fermentación haga su trabajo y tener paciencia para que madure como es debido la cerveza antes de poder poner en común todos los resultados que, por supuesto, pondremos en la web para todo el mundo. A priori, la fermentación en isobárico debería de ser más rápida que la atmosférica al estar a más temperatura y con el mismo perfil en aroma y sabor debido a la presión sometida, pero habrá que esperar para ver resultados en ese sentido y en cualquier otro como color, espuma, carbonatación, etc…

Un placer el haber formado parte de este maravilloso día con gente espectacular!

¡Arriba ACCNR!

Marcar el enlace permanente.

2 comentarios

  1. Leyendo el artículo me surge una duda,,, con el fermentador isobarico, …

    Comentas q iniciaisla fermentación con una presión de 12 psi

    Como lo controlais?

    Siempre a esa presión?

    O cuando empieza a generar co2 lo liberais?

    Eliminas el oxígeno dentro del barril al empezar la fermentación?

    Gracias 😉

    • Aupa Rafa,

      La presión se controla con una válvula de alivio y un manómetro.
      Se tara a 12psi previamente y después de inocular se deja sin presión el fermentador.
      Al iniciarse la fermentación la levadura genera CO2 que expulsa el O2, ya que este pesa menos. El fermentador irá subiendo de presión hasta los 12psi, ya que la válvula abrirá a esa presión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *